Tres de cada diez colombianos son víctimas de fraudes en línea

0
344
Intentos de fraude digital aumentaron 206 % en Colombia, señala estudio de TransUnion.

Tres de cada 10 colombianos han sido víctimas fraudes digitales, según lo revela un estudio de TransUnión, en el cual, además, se evidencia que los  intentos de fraude digital en Colombia crecieron 206 por ciento en medio de la pandemia del coronavirus. 

El estudio global del Pulso del Consumidor de TransUnion determinó que las víctimas de este tipo de fraude pasaron del 21 por ciento al 30 por ciento entre 2019 y el año pasado, en tanto que los más afectados por este flagelo en medio de la actual coyuntura de pandemia son las personas que pertenecen a la genereación X (nacidas entre 1965 y 1979) con un 35 por ciento.

Pero no son las únicas víctimas, también están los llamados millennials (nacidos entre 1980 y 1994), con un nivel de afectación del 32 por ciento de los ataques. La práctica más usada para las estafas es phishing con 21 por ciento, esto es, el envío de correos fraudulentos y mensajes con el porpósito de apoderarse de sus datos personales e información financiera sensible.

«Los estafadores siempre buscan aprovecharse de eventos mundiales significativos y la pandemia ha sido un acelerador digital para empresas y personas que también ha conllevado un riesgo en materia de delincuencia en línea”, señala Manuel Piñeros, gerente Senior del Centro Global de Soluciones de Fraude e Identidad de TransUnion.

El experto agrega que al analizar miles de millones de transacciones para detectar indicadores de fraude en el último año, ha quedado claro que la guerra contra el virus también ha provocado una guerra contra el fraude digital.

El análisis, que incluyó 40.000 sitios web con pruebas de identidad y autenticación basadas en riesgos, también dejó en evidencia que las personas en Bogotá, Pereira y Cúcuta son las mayores víctimas de los ciberdelincuentes.

Los servicios financieros son los que tienen la tasa de sospecha más alto, según el estudio, con cerca del 339 por ciento, donde el principal delito es el robo de identidad.

Le sigue el sector de las telecomunicaciones con una tasa de sospecha de 92,5 por ciento, siendo el fraude con tarjetas de crédito el principal delito a nivel mundial.

“La pandemia ha cambiado los hábitos financieros de los consumidores, con más compras y entretenimiento en línea. Esto ha atraído a estafadores digitales que han trasladado sus actividades a estas industrias”, dijo Piñeros, tras señalar que a pesar de estas amenazas, los consumidores tienen la expectativa de que las empresas puedan proteger sus transacciones manteniendo experiencias digitales fluidas y con la fricción adecuada.

Fuente:www.eltiempo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here