Sigue el boom de plazos fijos pero la tasa mínima ya pide un retoque

0
355
En agosto empataron con la inflación. Pero sin ajustes, septiembre va camino a ser el primer mes en que la tasa mínima se queda corta.

Muchos de quienes tienen la suerte por estos días de contar con un excedente en pesos -aún después de dolarizarse hasta donde permite el cupo-, están volcándose a plazos fijos. Y lo están haciendo masivamente. Convencidos por la tasa mínima que fijó el Banco Central, vienen generando desde mayo una explosión de colocaciones.

Agosto corrobora este fenómeno con un salto de $ 142.000 millones o 7,3% que hizo que el stock de plazos fijos superara los $ 2 billones. Fue a comienzos de agosto que entró en vigencia la tasa mínima revisada del 33% para no quedarse atrás de la inflación.

¿Pero fue un buen negocio? Si los analistas que prevén un avance de los precios del 2,7% tienen razón (según la media de la última encuesta del Banco Central), la tasa apenas empató (2,7%).

Pero sin ajuste, con una proyección del 3,3% para este mes, podría ser la primera vez desde que rige la regulación en que el ahorrista pierda poder de compra.

La tasa mínima se estableció a mediados de abril pero fue recién en mayo que se aplicó en forma general para individuos y empresas y sin límites de monto.

Tuvo, desde entonces, ajustes paulatinos que la llevaron del 26,6% al 30% en junio y finalmente al 33% en septiembre. En esta última actualización, la mejora alcanza sólo a los minoristas y por depósitos de hasta $ 1 millón.

Pese a que en julio no hubo retoque de tasa, el salto había sido de $ 135.355 millones o 7,5%. El mes anterior, de $ 193.500 millones o 12%. Y ya venían de haber sumado $ 137.100 millones o 9,3% en mayo. Si agregamos agosto, en cuatro meses el stock creció más de $ 600.000 millones o casi 42%. 

Aunque por poco margen, la tasa viene superando la inflación, que se desaceleró «pisada» por el confinamiento de la cuarentena. Pero los pronósticos para los próximos meses reclaman un nuevo retoque para que la tasa no se deslice nuevamente en territorio negativo (disminución del poder adquisitivo del ahorro).

Según el relevamiento que hace el Banco Central en el mercado (REM), la inflación esperada para agosto es de 2,7% pero, aún cuando vienen revisando a la baja sus pronósticos, esperan que en septiembre alcance 3,3%, en octubre, 3,7%, en noviembre, 3,8% y en diciembre, 4,2%. 

Martín Vauthier, director de Eco Go, repara en otro punto central: el argentino no mide la tasa contra la inflación sino contra el dólar. O en todo caso, ambos.

Vauthier explica: «Hasta ahora se venían combinando varios factores: una cantidad de pesos muy importante  producto del déficit fiscal y del financiamiento monetario, el cepo como sostén artificial de la demanda de activos en pesos y la instauración de la tasa mínima, que hizo que el rendimiento se alineara con el movimiento tipo de cambio mensual. En los últimos dos meses la tasa empató con el dólar».

«Hacia adelante -asegura- es probable que los factores transitorios que anestesiaron a la inflación empiecen a debilitarse y muestre registros más altos. Ahí va a aparecer un dilema para el Central. Hasta ahora tanto la tasa como el dólar le venían ganando a la inflación. Es muy importante que se mantenga la consistencia entre estas tres variables si lo que se busca es tranquilizar la macro».

Eso sí, el boom de los plazos fijos, como siempre, viene atado al corto plazo. Como nota Nery Persichini, Head of Strategy de GMA Capital,  los depósitos entre 30 y 59 días acaparan aproximadamente un 70% del total. «De cada $ 100 colocados en bancos, $ 95 son a menos de 3 meses«, detalla.

«Considerando la Badlar promedio de los últimos 22 años, la recompensa de los pesos frente a la inflación fue -0,9% anual. En este mismo lapso, la tasa real fue negativa durante 154 meses, o lo que es lo mismo, el 60% del tiempo analizado».

Y remarca que la tasa en pesos neta de la inflación esperada para los próximos tres meses, es decir la tasa real que considera expectativas, rinde un 11% anual negativo.

Fuente:www.clarin.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here