Qué precauciones tener al operar con cajeros automáticos

0
494
El uso de cajeros automáticos para realizar operaciones puede implicar ciertos riesgos. Por eso, conocer su funcionamiento contribuye a disminuir las posibilidades de robo de datos u otros inconvenientes.

Los cajeros automáticos son blancos cada vez más frecuentes. Los cibercriminales aprovechan las operaciones físicas para copiar los datos de las tarjetas. Luego las duplican con la intención de cometer fraudes y robos de identidad. Esta técnica se conoce como ‘skimming’.

¿Cómo se produce el delito? A través de pequeños dispositivos llamados ‘skimmers’, que se colocan en las boquillas de los cajeros automáticos y tienen sensores con la capacidad de leer y copiar la banda magnética de una tarjeta de crédito o débito. Son imperceptibles y lucen como una entrada normal, prácticamente invisibles, lo cual hace muy difícil su identificación rápida. Los cibercriminales graban esos datos en una tarjeta plástica y la utilizan para hacer operaciones fraudulentas.

Si bien alterar físicamente un cajero automático no es tarea sencilla, la ciberdelincuencia continúa en aumento y las herramientas que utilizan son cada vez más sofisticadas y diminutas.

Por esta razón, la mejor manera de prevenir este tipo de ataques es conociendo el funcionamiento no solo de quienes cometen delitos sino también, de los aparatos de uso diario como los cajeros automáticos, prestando especial atención a sus condiciones a la hora de operar.

¿Qué se debe tener en cuenta?

El ‘skimming’ es, en general, una técnica que requiere de cierta logística para ser funcional a los cibercriminales. Lo mejor es tener precaución, prestar atención y mirar con detenimiento. Para eso, es importante tener en cuenta estas cuestiones:

  • Al introducir la tarjeta, verificar que el cajero automático no posea ningún elemento extraño o sospechoso. Si el cajero presenta alguna deficiencia o falla, dirigirse a otro cajero que funcione correctamente.
  • Colocar la clave personal (PIN) controlando que ninguna persona pueda verla. Para eso, es recomendable tapar el teclado para digitar.
  • Nunca aceptar ayuda de terceros. Además, no permitir que nadie se acerque al puesto y menos si se ofrece voluntariamente.
  • ¡No olvidar retirar la tarjeta! Es una de las problemáticas más recurrentes, ya sea por la prisa o la presión de tener gente esperando. Antes de retirarse, es necesario asegurarse de contar con el plástico.
  • Guardar la tarjeta y el dinero antes de abandonar el cajero automático.

#CuidateDeLasEstafas y #ProtegeTuInformacion.

Bancos públicos y privados en Argentina, entre los que se encuentra BBVA, se unen para advertir a la sociedad ante nuevas modalidades delictivas. El propósito es difundir mensajes clave a toda la población para que no compartan claves ni datos personales.

Fuente:www.bbva.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here