Premio Fronteras a Neil Adger, Ian Burton y Karen O’Brien por incorporar la dimensión social a la ciencia del cambio climático

0
89
La Fundación BBVA ha concedido el Premio Fronteras del Conocimiento en la categoría de cambio climático a Neil Adger, Ian Burton y Karen O’Brien por las aportaciones de sus estudios sobre la adaptación social al cambio climático. Esta perspectiva social transforma un paradigma de estudio y actuación que previamente estaba limitado a la mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero.

En la decimotercera edición de los premios, el jurado ha reconocido la aportación de las Ciencias Sociales frente al cambio climático con un galardón otorgado a 3 investigadores pioneros en el estudio de la relación entre las condiciones sociales y culturales y la vulnerabilidad frente al cambio climático, así como la capacidad de adaptación al mismo. Las aportaciones de Neil Adger, Ian Burton y Karen O’Brien son “una ventana hacia el futuro, un futuro en el que los efectos globales del cambio climático se exacerbarán sin ningún género de dudas”, ha señalado Miquel Canals, director del Departamento de Dinámica de la Tierra y del Océano de la Universidad de Barcelona y miembro del jurado.

Adaptación al cambio climático: una perspectiva esencial para entender su dimensión humana

Desde mediados de los noventa Adger, Burton y O’Brien han liderado el trabajo de uno de los grupos del IPCC (Panel Intergubernamental del Cambio Climático) centrado precisamente en el estudio de la adaptación social al cambio climático. Frente a los impactos de una crisis climática que es ya irreversible, los premiados enfatizan “la importancia de la interacción entre el cambio ambiental y la globalización”, así como la necesidad de “incorporar la dimensión cultural y, centralmente los valores” a los esfuerzos de adaptación a los impactos del cambio climático que ya no se pueden detener.

Los tres investigadores han colaborado en numerosas ocasiones en un trabajo que resulta instrumental para incorporar la perspectiva social a la lucha contra el cambio climático. En palabras de Miquel Canals, “los premiados documentan la dimensión humana del cambio climático en toda su magnitud: la salud, el bienestar, la desigualdad, la vulnerabilidad de naciones enteras, los cambios demográficos, las migraciones…, grandes temas de nuestro tiempo cuya conexión con el cambio climático a menudo tendemos a ignorar.”

Neil Adger (Ballymena, Irlanda del Norte, Reino Unido, 1964) es licenciado en Economía por la Universidad de Edimburgo y doctor por la Facultad de Ciencias Medioambientales de la Universidad de East Anglia. Este prolífico autor y asesor de diferentes instituciones como el ‘Basque Centre for Climate Change’ sostiene que, frente a la crisis climática, además de actuar sobre los espacios naturales, se requiere actuar en las ciudades, ya que “el flujo migratorio que predomina en todo el mundo es el movimiento de las zonas rurales a las urbanas y el cambio climático es un acelerador de este proceso”. Tras conocer el fallo del jurado, Adger ha declarado a la FBBVA que “Aunque los migrantes raramente mencionan de manera explícita el cambio climático como causa de su decisión, sí que la atribuyen al dramático deterioro de las fuentes tradiciones de recursos”.

Ian Burton (Derby, Reino Unido, 1935), catedrático emérito en el Departamento de Geografía de la Universidad de Toronto y doctor en Geografía por la Universidad de Chicago ha participado en la elaboración de 3 de los informes de Evaluación del IPCC y en su Informe Especial sobre Gestión de los Riesgos de Fenómenos Meteorológicos Extremos además de trabajar en organismos como la UNESCO, entre otros.

Burton se apoya en los últimos informes del IPCC para afirmar que el cambio climático está avanzando a un ritmo inesperado y que, en principio, el concepto de adaptación no tuvo una aceptación generalizada. Burton ha explicado tras conocer el fallo del jurado que los defensores de aplicar medidas para la mitigación del cambio climático consideraban al principio que hablar de adaptación era contraproducente: “Argumentaban que de esta forma no sería necesaria la adaptación; pero yo la defendí basándome en las evidencias obtenidas en mi investigación”

Por su parte, Karen O’Brien (Aquisgrán, Alemania,1963), catedrática de Geografía Humana de la Universidad de Oslo investiga el impacto que tienen el cambio climático y la globalización en poblaciones vulnerables y expuestas. Para explicar el concepto de adaptación en este contexto O’Brien recurre a una metáfora fotográfica: “Si en la fotografía una doble exposición se refiere a dos imágenes que se solapan y crean una imagen borrosa, con este concepto se expresa cómo los procesos de globalización y cambio climático se superponen y crean desigualdad. No sólo se solapan sino que se retroalimentan”.

La investigación de O’Brien se alimenta del concepto de adaptación de Burton desde una perspectiva psicosocial y cultural en la que, además, habla de tres esferas para poder alcanzar la transformación que requiere el reto del cambio climático: la práctica, la política y la personal, interactuando entre ellas simultáneamente.

Los tres galardonados coinciden en que la investigación y las acciones de adaptación y mitigación exigen respuestas urgentes basadas en el mejor conocimiento. En opinión de Burton, “no debemos subestimar la importancia y la urgencia del cambio climático” y, aunque considera que todavía “No estamos haciendo lo bastante ni en mitigación, ni en una adaptación que sea sostenible”, también se muestra esperanzado ante el movimiento juvenil de protesta, que según el investigador “ Refleja una creciente concienciación de la sociedad hacia las poblaciones que están sufriendo incendios, tormentas extremas y sequía en otras zonas del mundo”.

Fuente:www.bbva.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here