Pandemia incrementa los riesgos de fraude o corrupción en las empresas

0
402
4 de cada 10 consultados por la firma Kroll califican de regulares o malos los controles de riesgos.

La crisis económica derivada de la pandemia del covid-19 puede constituirse en una nueva oportunidad para que los fraudes y la corrupción al interior de las empresas aumenten, más aún en momentos en que las áreas de control de riesgo, no solo carecen de personal suficiente para hacer esta labor sino que, además, algunos de estos colaboradores han tenido que atender otras tareas en medio de eta coyuntura.

“En este contexto de crisis se conjugan con mayor frecuencia o facilidad ciertos factores que aumentan el riesgo y la exposición al fraude”, sostiene Pablo Iragorri, director ejecutivo de Inteligencia de Negocios e Investigaciones de Kroll Colombia, firma que acaba de adelantar un estudio acerca del comportamiento de este flagelo en las empresas a nivel global.

La falta de control y monitoreo necesarios para evitar que el fraude y la corrupción al interior de las compañías se presente, bajo las actuales circunstancias, pueden aumentar, advierte el experto, pues los protocolos de los oficiales de cumplimiento y las áreas de auditoría interna han visto modificados de manera radical sus labores durante la pandemia.

A este nuevo factor se suma el hecho de que cerca de la mitad de los empresarios consultados por Kroll -704 auditores internos de empresas en el mundo- dijo no tener confianza en los programas de gestión de riesgo o fraude de sus firmas.

Los resultados mostraron que cuatro de cada 10 consultados calificaron como regulares o malos dichos programas. No obstante, 35 por ciento opinó que eran buenos, 16,5 por ciento muy buenos y solo 2,53 por ciento, excelentes.

En ese sentido, el estudio también indica que uno de los principales motivos para no lograr una gestión adecuada de riesgo de fraude en una compañía puede ser la falta de recursos humanos capacitados a tal fin, pues ocho de cada 10 encuestados manifestó que había carencia de personal para ejercer estas labores.

Este último factor es más común en compañías de Latinoamérica. Según el estudio, hay una correlación entre las presiones económicas y laborales con la mayor probabilidad de que se cometa fraudePosibles salidas

Para Iragorri “esfuerzos conjuntos, procesos adecuados y personal suficiente y capacitado, pueden hacer la diferencia y revertir el crecimiento en el número de fraudes en la región.

De hecho, los mismos encuestados indicaron que la solución al problema puede estar en el fortalecimiento de las áreas de auditoría interna y en la contratación y capacitación oficiales de cumplimiento pues, nueve de cada 10 consultados consideró que un buen programa de cumplimiento ayuda a detectar y prevenir actos corruptos o fraudulentos.

“A diferencia de esto, casi la mitad de los encuestados consideró que la auditoría interna no formaba parte de la toma de decisiones estratégicas en toda la empresa. Esto sugiere que, a pesar de que pueden tener alguna responsabilidad en la gestión del riesgo de fraude, la función puede sentir que no tiene un asiento natural en la mesa de toma de decisiones estratégicas o quizás la influencia para impulsar el cambio”, advirtió Kroll en el documento.

Fuente:www.eltiempo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here