¿Los bancos están preparados para aguantar la pandemia?

0
327
Santiago Castro, presidente de la Asociación Bancaria.

El presidente de la Asociación Bancaria, Santiago Castro, dice que a pesar de todas las dificultades, la banca ha logrado irrigar liquidez a la economía, garantizar acceso al crédito y refinanciar las deudas.

Este año ha sido de muy malos resultados para la economía. Si el año entrante sigue así de malo, ¿los bancos van a poder aguantar?

Sí, vamos a poder aguantar, pero se requerirá un gran esfuerzo para manejar una gestión prudencial de riesgo en el otorgamiento de los créditos, y empezar a aprovisionar en los próximos meses y durante el próximo año buena parte de la cartera. Puede que en algunos casos se requieran capitalizaciones, pero estábamos en el mejor momento en términos de solvencia, de provisiones, de nuestros balances, antes de que empezara esta pandemia.

Lo importante es que van a poder sobrevivir…

Sí, vamos a sobrevivir. Obviamente se estresará nuestro régimen de solvencia, pero hemos tenido la liquidez y el equipo humano y la porosidad en todo el territorio nacional para poder llegarles a los colombianos en un momento crítico, y acompañar al Gobierno.

¿Tienen pensado extender y ampliar la reprogramación crediticia solicitada por el Gobierno?

Nosotros teníamos unos plazos para poder reprogramar unos créditos y otorgar periodos de gracia, sin tener que aprovisionar, y esos plazos se agotan el 31 de julio. A partir del primero agosto tenemos que hacer una gestión segmentada, que es lo que nos ordena la Superintendencia, y que implica tener una conversación casi que con cada cliente, para determinar cuál es su capacidad de pago y poder diseñar esas refinanciaciones, de acuerdo con su necesidad particular.

Un reto enorme…

Sobre todo para nuestros departamentos comerciales, que se están preparando para esta nueva etapa. Esperamos poder tener los mejores resultados y desarrollar soluciones que se acomoden de manera más adecuada a las necesidades de cada deudor. El proceso no consiste solamente en refinanciar créditos actuales, sino en otorgar nuevos créditos. Que serán créditos de los comunes que hace la banca, o créditos de redescuento que se hacen con los bancos de segundo piso, o créditos que están acompañados con garantías del Gobierno.

Una constante de toda esta pandemia es que todo el mundo habla mal de los bancos, pero tal vez ignorando, en la mayoría de los casos, que el 86 % de la plata que manejan es de todos nosotros, y solo el 14 % es de los bancos y sus accionistas. ¿Cómo les podemos pedir a los bancos un esfuerzo adicional, para que les cambie esta imagen, pero sin que los ‘paganinis’ seamos los ahorradores?

Hemos demostrado un esfuerzo monumental a través de la refinanciación de $ 222 billones de pesos, o sea, el 21 % del PIB; de nuevos créditos por $ 82 billones de pesos, que es casi el 8 % del PIB, y juntemos eso con los créditos de redescuento y los que tienen garantía del Gobierno, eso implica un esfuerzo del 30 % del PIB, acercándonos al 60 % de nuestra cartera.

¿O sea que considera que el esfuerzo se está dando?

Y se seguirá dando. Creo que el costo será que probablemente en algunas entidades tendrá que haber capitalización; el costo de las provisiones va a ser inmenso, y veremos números rojos, creo que a partir de este segundo semestre y al principio del próximo año. Pero lo bueno, lo positivo de todo esto, es que las tasas han estado en una tendencia a la baja desde que empezó esta pandemia, y que no se ha dejado de velar para que los ahorradores mantengan su confianza. Es más, las cuentas de ahorro y las cuentas corrientes han estado creciendo a tasas del 21 % y del 40 %, respectivamente, o sea, hay esa confianza en la banca. Sí hemos podido dejar un mensaje claro ante los ahorradores: el de que sus dineros están a salvo.

¿Por qué las acciones de los bancos parecería que están bajando tanto? No es un fenómeno solo de Colombia, sino en otros muchos países…

Bueno, hay unos bancos que han estado por encima del Colcap, y otros que han estado por debajo. Pero, obviamente, creo que lo que los mercados anticipan es que los bancos van a tener que asumir unos costos muy importantes, por esta refinanciación masiva que se ha hecho a los consumidores, y porque entienden que esos costos van a afectar sus balances. Entonces, pues es una realidad que la banca va a afrontar pérdidas. Volverán a subir eventualmente.

Pero venía de ser el sector de la economía que más plata ganaba y esa es parte de la bronca que les tienen a los bancos…

Sí, y por eso siempre fuimos claros en decir que esos son ciclos económicos y que iba a llegar una época en que la banca iba a mostrar pérdidas; como otros muchos sectores en la actualidad, nosotros nos veremos golpeados. Pero la diferencia es que vamos a enfrentar este golpe sin despedir empleados, manteniendo nuestros canales presenciales y con una oferta mejorada y muy innovadora en la parte digital.

Usted me decía, explicativamente, que si había de ocurrir una pandemia, el mejor momento era este para la banca… O el menos peor, si quiere. ¿Qué significa eso?

Que el país, que ha tenido que enfrentar una emergencia sanitaria que desembocó en una crisis económica, va a registrar el decrecimiento económico más alto del que tengamos memoria en los últimos cien años. Lo que sí no va a tener que padecer el país es una crisis financiera. Que podía haber hecho la diferencia entre una contracción del 5,6 que esperamos y una contracción que podría perfectamente ser de dos dígitos. Además, con una quiebra todavía más impactante en los sectores productivos del país. Con todas las dificultades, se ha irrigado liquidez a la economía, se ha garantizado acceso al crédito y se han podido refinanciar deudas. Y eso hace toda la diferencia.

La pandemia, obviamente, ha jalonado la bancarización. Pero, al mismo tiempo, sabemos que hay muchas tarjetas de crédito en el mercado que no se están usando, y por otro lado hay como una especie de masificación de medios de pago físicos…

Sí, y creo que como país, tendremos que enfrentar esa paradoja; el tema del sobreuso del efectivo en el país y la alta informalidad nos ha pasado factura. Pero, por otro lado, se habían hecho grandes inversiones para ofrecer billeteras móviles, aplicaciones en medios de pago electrónicos y la banca digital ya estaba muy disponible para el momento en que empezó esta pandemia, lo cual significó que muchos colombianos pudieron solucionar todos sus desafíos transaccionales, sin tener que desplazarse a una oficina bancaria.

¿Cuántas nuevas personas se han bancarizado?

Hemos logrado bancarizar 1,2 millones de nuevas cuentahabientes. O sea que las metas que teníamos con el Gobierno para el 2022, las estamos cumpliendo en el año 2020, y vamos a tener que poner unas metas más ambiciosas. Pero eso nos deja una lección: podemos vivir en un ambiente más digital, menos presencial, porque esas herramientas están ahí, y son para usarlas. Incluso durante los dos días sin IVA, los problemas no han tenido nada que ver con las herramientas financieras, han sido más problemas de alistar las plataformas de los comercios. Pero la banca ha estado lista para acompañar al país en esta nueva era digital.

Sí. Bueno, pero en esta nueva era digital le preguntaron al presidente de la Reserva Federal en EE. UU. qué no lo dejaba dormir y contestó: la ciberseguridad. ¿Aquí les pasa lo mismo a los banqueros?

Sí, creo que es uno de los peligros más significativos que tiene la banca, pero es más por los ataques que se puedan dar a sus plataformas. Pero lo que se ha demostrado, incluso en los últimos días de comercio sin IVA, es que las plataformas en Colombia son muy robustas, y muy seguras. Obviamente, no estamos exentos de ataques de cibercriminales, pero se han aprovechado, sobre todo, de la falta de educación financiera o de la confianza de algunos consumidores. Por eso, desde el gremio estamos impulsando nuestros programas de biometría y nuestros programas en el centro de respuesta a ataques cibernéticos, que ha sido todo un éxito. Hemos podido dar alertas en tiempo real, gestionar el riesgo y contrarrestarlo.

Finalmente, en una pandemia puede pasar en un momento dado que a la gente le dé por sacar la plata del banco y guardarla en la casa. Eso no ha pasado acá y puede que no pase nunca. ¿A qué atribuyen que no haya sucedido eso? ¿A una confianza que les tiene el público a las instituciones financieras, a pesar de que los bancos son un blanco fácil para la crítica?

Una confianza que se ha construido en los últimos 20 años, después de la crisis financiera de 1999. A partir de entonces, la evolución de la normatividad y el comportamiento de la banca, así como su trabajo con los corresponsales de afuera, nos han llevado a tener un sistema bancario que es muy bueno entre países emergentes, que está innovando, que ha mostrado unos resultados sólidos, y eso ha significado que la gente, aun en medio de críticas, dice: ‘mi plata donde está más segura es en un banco’. No en muchos países se han visto crecimientos en depósitos como se ha visto en Colombia, y eso habla muy bien de nosotros.

¿Y sobre el papel de la banca en la pandemia, se sienten satisfechos?

Sí. Tenemos que hacerle ver al país que nosotros hemos sido parte fundamental de todo este proceso de sobrevivir a esta pandemia, manteniendo los canales transaccionales abiertos, y el acompañamiento que hemos hecho al Gobierno de todos sus programas, llámese Ingreso Solidario, llámese el Paef (subsidio a las nóminas), llámese devolución del IVA. Y lo que hemos hecho con los programas de garantías para sectores más afectados ha sido realmente un éxito.

¿Y algún error por reconocer?

Tenemos que reconocerlos con humildad. Al principio, por ejemplo, cuando nos cerraron nuestros ‘call centers’, obviamente, el caos durante algunos días fue grande, hubo mucha incertidumbre, personas que llamaban y no les contestaban. Estamos buscando mejorar nuestros mecanismos de comunicación y vamos a tenerlos muy afinados para esta etapa que se viene, en la que por orden de las autoridades y por iniciativa propia, tenemos que hacer una gestión individual con cada uno de nuestros clientes, para ver de qué manera lo podemos ayudar. Entonces, pedimos mil excusas por estos inconvenientes, pero hemos reaccionado muy rápido y esperamos seguir siendo un aliado del país y del Gobierno, en el proceso de enfrentar esta pandemia y en lograr una rápida recuperación, que es en lo que estamos trabajando.

Fuente:www.eltiempo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here