Las remesas a México podrían significar el 3.8% del PIB en 2020

0
207
El Análisis de Migración y Remesas realizado por Juan José Li, economista senior de BBVA México, titulado ‘Dependencia hacia las remesas llegará a 3.8% del PIB en 2020′ destaca que han presentado un comportamiento histórico estos envíos de dinero al país, que se han visto impulsados también por la contracción de la economía mexicana.

Li, precisa que el Banco de México reportó en el mes de noviembre de 2020 que ingresaron al país 3,381 millones de dólares por concepto de remesas familiares, lo que significa un aumento de 15.6% contra noviembre 2019, con lo cual se cumplen tres meses consecutivos de estos incrementos a doble dígito, es decir 15% de aumento mensual entre los meses de septiembre y noviembre.

En el documento también se expone que los estímulos económicos en Estados Unidos, que también los reciben muchos mexicanos que residen ese país, han favorecido el envío de remesas a México debido a la apreciación del dólar estadounidense contra el peso. Li señala que tan solo en el mes de noviembre se recibieron 9.7 millones de transferencias por concepto de remesas, es decir un incremento de 9.2%, y la remesa promedio fue de 348 US dólares.

De acuerdo con el economista este incremento en el envío de remesas revela la dependencia del país a esta entrada de dinero, que se puede visualizar con mayor precisión a través del porcentaje que representan respecto del Producto Interno Bruto (PIB) y explica que “previo a la recesión financiera global de 2008, las remesas como porcentaje del PIB de México alcanzó un nivel de 2.6% en 2006” y en esa recesión hasta el 2013 las remesas tuvieron una disminución como recurso de la economía, debido a factores como la reducción en los empleos para migrantes mexicanos en EE.UU. así como “un relativo estancamiento del volumen total de migrantes mexicanos en ese país”.

Li detalla que a partir de 2014 las remesas a México empezaron a presentar un crecimiento sostenido y nuevamente tuvieron un impacto importante como porcentaje del PIB, para el 2019 llegaron a 2.9%. En marzo de 2020, derivado de la crisis mundial por la pandemia del COVID-19 por el cierre de la actividad económica y la pérdida de empleos en Estados Unidos, se tenía previsto que esto impactaría la recepción de remesas en México y el mundo, lo que no ocurrió y por el contrario el crecimiento fue superior al que se esperaba durante el año.

El crecimiento en las remesas obedece en primer lugar a que aún cuando los migrantes mexicanos tuvieron una fuerte afectación laboral por el confinamiento con una tasa de desempleo que alcanzó el 17.0% en abril de 2020, también contaron con estímulos económicos por parte del gobierno estadounidense, lo que apoyó el envío de remesas a México.

El segundo factor que rescata el economista senior sobre el incremento en el envío de remesas es que debido al paro en la movilidad en la frontera terrestre entre México y Estados Unidos, “los migrantes transfronterizos y ‘commuters’ enviaron remesas a México, en vez de entregarlas directamente”. Y el tercero se refiere al comportamiento en el tipo de cambio que durante el mes de abril de 2020 cotizó en más de 24 pesos por dólar, “esto generó incentivos para que los mexicanos que residen en Estados Unidos mandaran más remesas, debido a que por cada dólar que enviaban, se convertían en más pesos”.

Li estima que gracias a estos factores, el cierre de 2020 para las remesas reflejará un crecimiento de más de 10.5%, con lo cual las remesas podrían representar 3.8% del PIB nacional de México, 0.9 puntos porcentuales más que 2019 que fue del 2.9%.

Fuente:www.bbva.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here