Las decisiones de Banxico deben apegarse a la comunicación y transparencia

0
79
Cuando la economía en el mundo enfrenta situaciones adversas, la comunicación y transparencia en las decisiones que toman los bancos centrales son fundamentales para enfrentar los riesgos, mantener una línea sobre la trayectoria que tomará la política monetaria y con ello permitir a los países tomar acciones.

Carlos Serrano Herrera, economista en jefe de BBVA México, analiza en el artículo Banxico: desprecio por la comunicación publicado en el periódico El Financiero sobre la decisión de aumentar la tasa de política monetaria en 25 puntos base que tomó el Banco de México el pasado 24 de junio y el por qué es fundamental que mantenga la comunicación.

Serrano destaca que el cambio de señales en la política monetaria del país que fue tomado con tres votos en contra y dos a favor implica que el mensaje que se manda es un error de comunicación y transparencia, así como de falta de conocimiento sobre los alcances que tiene la política monetaria. Con lo cual se falla a lo que hace dos décadas se estableció entre los principales bancos centrales y académicos expertos, quienes llegaron a la conclusión “de que una política monetaria más transparente es también una política monetaria más efectiva”.

El economista señala que los bancos centrales apoyan a las economías a través de su estrategia de comunicación porque permiten un “cierto grado de predictibilidad en los mercados” ayudando a que las tasas de interés “se puedan mover con facilidad en la dirección deseada fortaleciendo así el canal de transmisión de la política monetaria y reduciendo la volatilidad en los mercados financieros”.

Para Serrano la forma de establecer la política monetaria en el mundo ha cambiado tanto que en la actualidad los principales bancos centrales, explican sus decisiones, comunican la trayectoria que llevarán y realizan informes sobre la inflación y minutas de sus reuniones, por lo que afirma que los miembros de la Junta de Banxico que “votaron por aumentar la tasa de política monetaria y mostraron un desdén por la comunicación y la transparencia”.

De acuerdo con el economista hace tres semanas se presentó el informe trimestral de inflación que emite el Banco de México, en el cual se explica en la valoración que sus aumentos son temporales y se atribuyen a efectos comparativos, así como a cambios en precios relativos, por este motivo reitera que la decisión que se tomó no está en línea con lo pronosticado por los analistas de diversas instituciones que participan en las encuestas y que no pronosticaron un aumento en las tasas de interés en junio, demostrando una mala comunicación del banco central.

Serrano detalla que otra de las razones por las cuales considera un error el aumento en las tasas, es lo referente a los alcances de la política monetaria y cita al Dr. Agustín Carstens, gerente general del Banco de Pagos Internacionales y ex gobernador del Banco de México quien destacó que una entrevista que “no es una buena idea forzar a la baja los precios de todos los bienes y servicios para compensar aumentos en los precios que responden a factores que no son monetarios”.

El economista de BBVA México coincide con esta visión de que “la política monetaria no es efectiva ante este tipo de incrementos en los precios” y enfatiza que “en efecto, si los precios no aumentan por factores monetarios y no hay presiones de demanda agregada, hay poco que la política monetaria pueda hacer. En este sentido, llaman la atención las declaraciones de un miembro de la Junta de Gobierno que menciona en las minutas que la postura monetaria debe de ser distinta ahora que la economía crece al 6%.

En ese sentido Serrano explica que al venir de una caída en la economía de 8.5% aún creciendo a niveles de 6% “el Producto Interno Bruto (PIB) estará en 3% por debajo de su nivel prepandemia y en 7% por debajo de la tendencia con la que venía creciendo en los últimos años” al ser una economía con niveles importantes de holgura, es mejor ver el impacto en niveles de crecimiento y no en tasas de crecimiento.

El economista concluye haciendo énfasis en una de las declaraciones de Gerardo Esquivel, subgobernador del Banco de México quien destacó que la decisión de aumentar las tasas tendrá poco impacto en disminuir la inflación y “manda una señal de un comportamiento errático y poco predecible de Banxico”.

Fuente:www.bbva.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here