«La banca digital y la inclusión financiera son los desafíos en medio de la COVID-19»

0
190
En una entrevista para la agencia de noticias EFE, Fernando Eguiluz, CEO de BBVA en Perú, compartió sus principales impresiones del impacto que está teniendo la COVID-19 en el sistema financiero peruano, y los retos que depara la era post pandemia. Destacó que las nuevas tecnologías serán determinantes y se debe unir esfuerzos para contrarrestar el alto uso de efectivo en el país.

En la exclusiva entrevista, Fernando Eguiluz sostiene, además, que se va a necesitar un gran sentido de responsabilidad de parte de todos para lograr sacar al país adelante. Esta entrevista realizada por EFE, fue también replicada por el portal de noticias Infobae y el diario peruano Gestión.

EFE: ¿Cuál es el balance, a nivel regional, de la situación y los problemas de la banca en el contexto de la pandemia?

Fernando Eguiluz: Esta pandemia nos está trayendo un impacto económico mundial, donde las tasas de crecimiento van a ser negativas en la gran mayoría de los países. En la región, especialmente en Perú, estamos teniendo un impacto fuerte. Los que se dedican al análisis de las perspectivas económicas y la misma área de investigación del banco prevé que puede llegar a darse una contracción de un 20% del PIB para este año.

La actividad bancaria está muy correlacionada con el crecimiento o la caída del PIB y estas proyecciones negativas para la economía peruana, sin duda, van a tener una influencia negativa en nuestra actividad.

Sin embargo, aquí resalto lo importante que es estar dispuestos a contribuir a la reactivación de la economía. Las instituciones financieras cumplimos un papel fundamental para tener una pronta recuperación económica y, poco a poco, ayudar a que se regrese a la nueva normalidad en la economía. Es fundamental que todos, autoridades, empresas y la sociedad en su conjunto, actuemos de forma coordinada y responsable para intentar una rápida recuperación en el ámbito económico, que impacte de manera significativa en la esfera social para recomponer la cadena de pagos y tratar de preservar la mayor cantidad de puestos de trabajo.

E: ¿Cuáles eran los planes o metas que tenía previsto en su primer año de gestión al frente del banco en Perú y qué ha podido obtener?

FE:  Tenemos un plan estratégico 2020-2024 que se ha mantenido en línea con lo que habíamos diseñado, pero estamos recalibrando un poco y ajustando por las circunstancias propias de esta emergencia.

En general, estamos poniendo en valor las cosas que tenemos como, por ejemplo, avanzar más rápido con los temas digitales. En Perú más del 80% de las transacciones se hacen de manera física, así que estamos también trabajando mucho a nivel de comercio para que se pueda recibir de manera mucho más fácil el tema de los pagos y terminar procesos end to end de manera digital.

Siempre le digo a los equipos que debemos ir a lo nuestro. Y lo nuestro es hacer banca. Los temas políticas o sanitarios no los podremos solucionar nosotros, pero sí podremos solucionar los problemas de nuestros clientes y ayudarlos en una situación de dificultad. Debemos siempre mantener el foco en lo que nosotros podemos hacer desde nuestra posición y responsabilidad.

E: ¿Cuáles son los desafíos para el sector en Sudamérica y Latinoamérica después de la pandemia de la COVID-19?

FE: Creo que tenemos muchos desafíos en puerta, pero el Perú tiene todo el potencial para salir adelante. La banca, la minería, la pesca, la agricultura, el comercio, el turismo son actividades primordiales y confío que se van a recuperar con cierta rapidez una vez que vayamos saliendo de esta crisis sanitaria.

Me encantaría ver una mayor inclusión financiera en el corto plazo y un crecimiento en infraestructura en el mediano y largo plazo.

Hoy lo importante es tener un verdadero compromiso para que se reactive la economía. Es una situación inédita esta pandemia y todos debemos apostar a la reflexión, tener mucha evaluación y proponer espacios de mejora con mucha responsabilidad.

E: En Perú se abre otro frente de crisis para el sector desde el Congreso, que plantea un proyecto para congelar el pago de deudas e intereses bancarios, ¿cómo impactaría un proyecto de ese tipo?

FE: Creo que la solución que se ha planteado, que es algún tipo de congelamiento, pone en riesgo al sistema financiero.

Hoy estamos hablando de una emergencia sanitaria, no hemos hablado de una crisis económica. Se está trabajando para salir adelante. Lo complicado sería estar saliendo de una emergencia sanitaria y meterle una variable adicional que puede ser una emergencia financiera.

El dinero que captamos de los ahorristas, nosotros a su vez, después de hacer procesos de crédito muy estrictos, lo prestamos. Ese recurso va para la planta productiva, para microempresarios, para personas naturales en sus tarjetas, a créditos de consumo, créditos de vivienda, créditos de auto, y esa es la intermediación que hacemos. Si plantean la congelación y demás en la parte de los intereses que, a su vez, son los que entregamos a nuestros ahorristas, eso puede tener una repercusión importante.

Nosotros como banca hemos actuado de manera responsable, con mucho entendimiento de la situación y con una visión de nuestros clientes. Hemos programado 30% del portafolio de crédito. De estas reprogramaciones, el 50% han estado en el mundo pymes con un apoyo importante para que no se rompa la cadena de pagos.

En paralelo, también habilitamos una línea de crédito al principio de la emergencia por 2.500 millones de soles (735 millones de dólares) para disposición de las pymes, para que pudieran mantener sus cadenas de pagos.

Hemos tenido muchas medidas y hemos apoyado a más de 230.000 clientes con algún tipo de solución. Creo que ahí está la medicina que tenemos que dar, más que las medidas que pueden cambiar una emergencia sanitaria en una emergencia financiera.

E: ¿Hay productos o servicios que el banco haya tenido que acelerar en el campo digital por la pandemia?

FE: Sí, por supuesto. Nosotros tenemos una ruta muy clara de transformación digital desde hace muchos años. Creo que esta pandemia nos está dando muchas lecciones de que la transformación digital es algo que no se podía detener. Por ejemplo, la transformación digital de las empresas es decisiva e impostergable. Esta pandemia expuso la necesidad de contar con medios alternativos para poder realizar las actividades cotidianas, como es el teletrabajo y las operaciones bancarias en general.

Hoy te puedo decir que la apertura de cuentas de ahorro por canales digitales en esta pandemia se ha multiplicado por siete y este dato nos demuestra que tenemos que ir más hacia lo digital que, además, nos debe dar mucho para facilitar la inclusión financiera en todo el país.

Con la reciente modificación de ley para retirar dinero de los fondos de pensiones, tenemos un proceso de activación de cuentas 100% digital. Lo hacemos usando tecnología de reconocimiento facial, sin necesidad de que un cliente vaya a una oficina bancaria, ni que utilice una tarjeta física para hacer sus operaciones, ni que tenga que hacer ninguna validación final en ninguna agencia.

Lo que hace única esa tecnología en el mercado peruano es que, para identificarse, el cliente usa la opción del reconocimiento facial por la cámara de su teléfono y con un mecanismo que tenemos de biometría facial validamos la información y procedemos a la apertura de la cuenta.

E: ¿Hay productos dirigidos expresamente a las personas que han tenido que abrir cuentas para poder recibir este dinero de las pensiones?

FE: Por supuesto. Esto nos ha mostrado que las personas cada día están desarrollando un interés mayor por las diferentes alternativas de ahorro que brinda la banca.

Nuestros clientes están viendo la conveniencia de contar con un fondo de emergencia que les permita afrontar acontecimientos financieros imprevisibles como los que estamos viviendo. Tenemos mucho foco en poder estar atendiendo de la mejor manera a todos estos nuevos clientes que están llegando a nosotros porque han visto la solidez y la facilidad de poder tener la apertura de una cuenta con BBVA.

E: En Perú un problema para entregar bonos de ayuda es la baja bancarización de la población. ¿A qué atribuye este bajo uso de productos bancarios?

FE: Cuando me preguntan por mis competidores, yo siempre digo que mi competidor es el efectivo. Es uno de los grandes retos que tiene la banca en general. Tenemos que tener plataformas, aplicaciones, funciones y herramientas que puedan demostrar a los clientes lo fácil y seguro que es hacer transacciones por canales digitales.

En esta ruta, hemos desarrollado soluciones como Lukita, que es un aplicativo que permite interactuar de manera sencilla y fácil mediante el uso del celular. Además, tenemos una interrelación con tres bancos a través de Plin, que permite enviar y recibir dinero con el número del teléfono celular, gratis, sin comisiones. Este tipo de soluciones han gustado mucho y tenemos más de un millón de usuarios a menos de un año de haber sido lanzado.

Lo ideal es que todos los bancos estemos articulados y podamos generar un real ecosistema de transferencias y pagos para el beneficio de todos los clientes del sistema financiero. Solo así vamos a ser capaces de vencer al efectivo.

Hemos entregado más de 250.000 bonos sociales a las familias más vulnerables del país. A raíz de esta experiencia hemos visto de una manera muy clara la gran necesidad que existe de impulsar la inclusión financiera y contribuir a la formalización en el país. La gran mayoría de los millones de beneficiarios de los bonos gubernamentales no tienen una cuenta bancaria y esa realidad ha sido un obstáculo para la efectividad de las medidas de asistencia estatal que ha lanzado el gobierno.

Fuente:www.bbva.com


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here