Estrategias para aprender a sobrevivir con deudas y librarse de ellas

0
922
Banca News
Esquema de avales va hasta junio de 2021. Nuevas medidas para microempresarios e independientes.

Mantener un presupuesto es una de las actividades que para muchas personas se vuelve un desafío. Ya sea por costumbre o constancia, son varios los motivos que impiden organizar nuestras finanzas. Sin embargo, este es uno de los primeros pasos para salir de las que en ocasiones se vuelven en ‘interminables’ deudas.

En medio de la pandemia, varias personas tuvieron que asumir deudas debido a que atendieron su salud y en ocasiones hasta emprendieron.

Las deudas son obligaciones que tenemos ante un tercero sea este un particular o institución y no son malas, explica la economista Amada Sandoval y coincide con ella, Javier Merino, ingeniero comercial especializado en Finanzas.

«Lo que es malo es sobreendeudarse, no tener el objetivo claro de qué queremos adquirir para poder endeudarnos, lo que es malo es no tener tasas no adecuadas, tasas caras y productos financieros no acordes a nuestras realidades financieras, lo que es malo sobretodo es no tener un flujo de efectivo acorde a lo que está la nueva realidad», refirió Merino, quien es docente en la Universidad UTE.

Existen dos tipos de deudas, explica Sandoval, la primera corresponde a aquella que permite la producción de rentas o el incremento de valor como un bien o una inversión; mientras que la segunda son aquellas de consumo como vacaciones, ropa y hasta vehículo ya que pierden valor en el tiempo.

Una de las primeras recomendaciones es hacer una lista de deudas con la respectiva fecha de pago y tipo de deuda.

«Cuando nosotros tenemos enlistadas nuestras deudas, tenemos un calendario de nuestras deudas, fechas de pagos, tenemos identificados nuestros gastos, nosotros podemos hacer una proyección en base a los ingresos que tenemos y proyectar a hacer un cálculo a qué rubro nosotros vamos a destinar nuestros ingresos», señala Sandoval, docente de Tecnológico Argos.

Merino indica que mensualmente no debemos endeudarnos más allá de un 40% de nuestros ingresos mensualmente. Para tener un orden en nuestras finanzas es necesario establecer un presupuesto comenzando por todo lo que nos ingresa para luego ir a los gastos y añade que de acuerdo a estadísticas, en el país tan solo una de cada 10 personas lo elabora.

«Lamentablemente muchas personas comienzan del lado del gasto y desde allí ya tenemos inconvenientes porque si es que determinamos y comenzamos nuestro presupuesto con el gasto nunca vamos a poder determinar efectivamente la capacidad de ahorro y el nivel de endeudamiento adecuado que estábamos hablando del 40% porque la forma adecuada es empezar desde el lado de nuestros ingresos», manifiesta Merino.

Recomendaciones para reducir las deudas

Para la economista Sandoval, una de las acciones que puede funcionar es crear una cuenta alterna donde se registre y deposite un valor que permita la reducción de las deudas y que estas se vayan liquidando para que no afecte nuestro historial crediticio.

«Reducido nuestros ingresos por la situación, la recomendación es con base a ese calendario que tenemos claramente, cancelemos y también podamos realizar las negociaciones con las que nos generan mayores problemas legales, tengamos mayores fechas en sus atrasos y que son las personas jurídicas para no dañar nuestro historial crediticio», refiere.

Por su parte, Merino indica que las deudas a priorizar son aquellas que tienen una tasa de interés alta y las de montos más amplios porque nos darán mayor cantidad de gasto dentro del presupuesto.

La pandemia modificó las actividades de varias personas, así como las prioridades. Por la situación actividades de ocio no son lo principal ya que el COVID-19 aún no ha pasado. El especialista señala que no deberíamos llegar a los niveles de gastos que teníamos en este rubro antes de la emergencia sanitaria.

Además aconseja manejar una única tarjeta de crédito, pero sin pagos mínimos y que esta sola se maneje con gastos totales. Aclara que no quiere decir que no podamos diferir las compras, pero el pago mínimo muchas veces se puede convertir en un obstáculo dentro de la deuda del que se tarda mucho en salir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here