El uso del efectivo: ¿un buen aliado para las finanzas personales?

0
126
El dinero en efectivo sigue siendo el modo de pago más utilizado a nivel mundial. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018, en México 95% de las personas entre 18 y 70 años usa efectivo al momento de realizar sus compras de hasta 500 pesos. El uso de efectivo tiene algunas implicaciones en las finanzas personales que vale la pena tomar en cuenta y aunque su uso tiene ventajas, también incita a las malas prácticas en las finanzas personales.

En principio, cuando se utiliza de manera física, se llega a correr el riesgo de robo o extravío. Cuando se emplea como manera de ahorro por medios tradicionales como alcancías, tandas, etcétera, la inflación juega un papel muy importante en el ahorro, ya que al hacerlo en efectivo no se genera ningún rendimiento; y se propicia una pérdida en el poder adquisitivo del dinero debido al aumento continuo y generalizado de los precios de los productos y servicios. Hay que recordar que el rendimiento es la ganancia o beneficio que un banco paga por ahorrar dinero y este cambia de acuerdo con el monto, plazo y tipo de instrumento.

Traer consigo efectivo también favorece la fuga de dinero a través del denominado  ‘gasto hormiga’. De acuerdo con información replicada por la Comisión Nacional para la Defensa y Protección de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), este concepto puede representar hasta 12% del salario de los trabajadores.

Una alternativa para evitar riesgos en el uso del dinero en efectivo son los distintos productos que ofrecen las instituciones financieras, como son las tarjetas de débito, crédito y cuentas de ahorro o inversión.

Algunas de las ventajas de pagar con tarjeta y medios digitales son las siguientes:

  • Tener acceso a millones de establecimientos en México y el mundo.
  • Permiten obtener los bienes o servicios de una forma inmediata o más rápida.
  • Permiten un fácil control sobre las operaciones y gastos realizados.
  • Beneficios adicionales como pagos a meses sin intereses o recompensas.
  • Se pueden utilizar para hacer compras por Internet.
  • Ayudan a establecer una relación sólida con alguna institución financiera, y en el caso de una tarjeta de crédito, a formar un historial crediticio.

Para aprovechar los beneficios de la banca existe la Cuenta Digital BBVA, que puede abrirse desde cualquier dispositivo móvil con acceso a internet, sin cobro de comisiones, costo por apertura ni por disposición de efectivo. Además, permite acceder a los servicios de banca en línea y aplicaciones móviles como BBVA Plan para el ahorro  y BBVA Wallet , que entre otras funcionalidades, es realizar compras seguras por internet.

Con la Cuenta Digital es posible recibir depósitos hasta por $18,806.82 al mes y administrar el dinero por medio de la función Apartados de la Aplicación de BBVA en México, así como como el uso de retiros sin tarjeta en la red de cajeros más grande de México.

Fuente:www.bbva.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here