El consumo es la clave de la recuperación económica

0
95
Después de un año difícil en materia económica, 2021 se encamina como el año de la recuperación. Esto, solo será posible si se fomenta la confianza de los consumidores y se trabaja en la generación del empleo formal, para que las personas recuperen sus ingresos.

Esta fue una de las principales conclusiones a las que llegó Juana Téllez, economista jefe de BBVA en su participación en el Foro Económico Virtual, organizado por Camacol Cali. Para la economista se ve “una consolidación del crecimiento y la recuperación en Colombia, pero con muchas heterogeneidades”.

El gran reto para que la recuperación llegue a todos los sectores es eliminar o disminuir las desigualdades sobre el impacto de la pandemia en los diferentes grupos de la población y sectores productivos. Según la economista, la pandemia golpeó de forma más fuerte a jóvenes, personas con baja educación y a las mujeres. También, fue diferente con sectores como el turismo, comidas y entretenimiento.

La confianza de los consumidores será clave para tomar una senda de crecimiento. Según los estimados de BBVA la economía local terminaría el cuarto trimestre de 2020 con una caída de 5% y no se volverá a los niveles de prepandemia  hasta septiembre de 2022. Por ello, la confianza será un determinante, pues si la gente cree y confía en la economía podrá mantenerse una recuperación.

Por otro lado, en términos de empleo se está recuperando en mayor nivel el informal que el formal. “Vemos que se crea de manera más fácil los empleos informales que formales, por lo que el gran reto puede ser una reforma laboral que estimule el empleo formal”, concluyó la economista jefe de BBVA.

La informalidad promedio de Colombia llegó a 49%, pero en ciudades como Cúcuta es del 70%. Esto significa que si se sigue con la creación de empleo informal las economías de estas ciudades van a sufrir mucho más.

En términos de grupos poblacionales los jóvenes perdieron mucho más el empleo que los adultos, también lo perdieron los colombianos con niveles de educación baja y las mujeres donde se abrió más la brecha frente a los hombres. “Las mujeres estaban en el servicio de hotelería, restaurantes y otros y además tuvieron que salieron a cuidar a los hijos que ya no fueron al colegio, esto hizo que en las mujeres el impacto haya sido mucho mayor”, dijo Téllez.

Inversión en construcción, el motor que jalone la económica

De cara al futuro, BBVA analiza que la inversión tendrá un papel principal y sobre todo la inversión privada y algunos estímulos del Gobierno. En el caso de ventas de vivienda mejoró en la segunda mitad de 2020, lo que abre la puerta a pensar que la inversión en construcción tendrá un 2021 con alzas y este sector jalonará el crecimiento.

La inversión se ve en la compra de maquinaria de equipo y en la construcción de nuevos proyectos de vivienda. La expectativa es que el sector de la construcción tenga un buen año y que eso ayude a generar empleo, además a estimular el consumo de los colombianos con nuevas ofertas.

Fuente:www.bbva.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here