Domiciliación, una herramienta que facilita la vida cotidiana

0
522
Una de las actividades más frecuentes entre los mexicanos es el uso de la tarjeta de débito para pagar, ya sea en establecimientos físicos o para hacer pagos en comercios electrónicos. Cuando se trata de pagos de servicios de distinta índole, como agua, luz, tarjetas departamentales o bancarias, es importante utilizar la tecnología a favor, adoptando herramientas como la domiciliación, la cual le da al cliente la tranquilidad y confianza de saber que sus pagos serán realizados de forma puntual, evitando tiempo de traslado al comercio o sucursal, así como la suspensión de servicios.

De acuerdo con cifras publicadas por el Banco de México (Banxico), del primer trimestre de 2020 las tarjetas de débito vigentes pasaron de 126 millones a casi 154 millones en el mismo periodo de 2021, esto es, un crecimiento de 22%.  Mientras que la domiciliación no creció de la misma forma, el número de transacciones anuales pasó de 32 millones en el primer trimestre del 2020 a 34 millones en 2021, lo que refleja solo un crecimiento de 6.5%.

Beneficios de la domiciliación

La domiciliación es un beneficio que ofrecen todas las instituciones bancarias y consiste en autorizar por parte del cliente un cargo, es decir, que se realice el pago automático de productos o servicios a una tarjeta de débito a través de su cuenta vista: nómina, ahorro o cheques, descontando directamente el monto del recibo del saldo disponible.

Actualmente se vive en un mundo cada vez más digital, por eso BBVA México ofrece herramientas que garantizan operaciones rápidas, dinámicas y sencillas al ahorrar tiempo y brindar una experiencia única para sus clientes.

Los servicios que se pueden domiciliar en cualquier sucursal BBVA México son Telmex, Alestra, Sky, ADT, CFE, Telcel, Reader’s Digest, Chrysler Financial, Ford Credit, Interapas, entre otros; así como el agua y el impuesto predial. Sin dejar de mencionar que la tarjeta de crédito por ser un producto de la misma institución, se puede domiciliar con pago mínimo o pago para no generar intereses.

Domiciliación en sucursal BBVA México

El cliente debe:

  1. Pasar con un ejecutivo (por única ocasión) para llenar el formato Solicitud de domiciliación.
  2. Indicar el número de cuenta de ahorro, nómina o cheques a la que se autoriza que la institución realice el cargo del servicio.
  3. Presentar identificación oficial vigente y realizar la autenticación.
  4. Presentar el comprobante de servicio que se desea domiciliar e indicar el monto máximo y la fecha para realizar el pago.
  5. Recibir copia del comprobante de la Solicitud de domiciliación. El servicio iniciará el cobro automático a partir de diez días hábiles posteriores y de acuerdo con la fecha de pago del servicio.

Las tarjetas de crédito nuevas nacen con la domiciliación del cobro automático a una cuenta vista. En caso de que el cliente tenga este medio de pago y no esté domiciliado, el proceso es el mismo, solo se debe indicar el cargo a realizar: pago mínimo o pago para no generar intereses.

Cancelación de la domiciliación en BBVA.mx

El cliente debe:

  1. Accesar a la página de BBVA.mx, proporcionar el número de tarjeta de débito, la contraseña y el código de operación que genera el ‘token’ móvil.
  2. Seleccionar la opción «Oportunidades / Servicios /Domiciliaciones».
  3. Seleccionar el servicio que se desea dar de baja y la opción «Continuar». El sistema proporciona la baja del servicio de forma exitosa.

La baja de la domiciliación también se puede realizar en cualquier sucursal BBVA México. Se deberá requisitar el formato para “Cancelar la Domiciliación” para pagos con cargo a cuenta vista y una identificación oficial vigente.

Recomendaciones para la domiciliación

  1. El titular es el único que podrá solicitar el alta de la domiciliación de servicios.
  2. Se puede realizar la domiciliación de cualquier producto o servicio, no es necesario que esté a nombre del titular.
  3. Es importante considerar que el servicio a domiciliar debe realizarse por lo menos 10 días antes de la fecha de pago. En caso contrario el cobro automático pasará hasta el siguiente mes.
  4. La cuenta de cheques, nómina o ahorro deberá contar con el saldo suficiente días antes de la fecha de pago para que se realice el cobro. De lo contrario, se corre el riesgo de que el comercio realice la baja del servicio y el cliente tendrá que pagar directamente a la compañía para cubrir el adeudo.
  5. En caso de que la tarjeta sufra algún cambio por robo, extravío o vencimiento, no será necesario asistir a la sucursal, ya que el cargo se realiza al contrato de este medio de pago.
  6. Si el cobro del servicio domiciliado es mayor al importe máximo elegido en la contratación, el cargo no se efectuará y se deberá realizar directamente el pago con el prestador de servicios.

Domiciliar los pagos es una herramienta útil y sencilla que ayuda a tener una eficiente administración de los ingresos ya sean personales y/o familiares, y lo más importante, a mantener sanas las finanzas personales.

Fuente:www.bbva.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here