Carlos Torres Vila: «Tenemos que hacer un esfuerzo como sociedad para que nadie quede atrás en inclusión digital»

0
137
El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, ha señalado, durante su intervención en el IIF Digital Interchange, que el confinamiento por la pandemia ha impulsado las tendencias preexistentes en digitalización y la adopción de nuevas tecnologías. En su opinión, la inclusión digital está detrás de todo tipo de inclusión: educativa, social y económica. Por ello, la sociedad debe hacer un esfuerzo para asegurarse de que nadie quede atrás. “La pandemia ha aflorado más que nunca la necesidad de una economía más sostenible e inclusiva. Pero para ello necesitamos un entorno político y regulatorio que fomente la innovación”, ha señalado.

Carlos Torres Vila ha mantenido una charla con Brad Carr, director gerente Finanzas Digitales del Institute of International Finance (IIF), durante la inauguración del ‘webinar’ IIF Digital Interchange. El presidente de BBVA ha destacado, al comienzo de su intervención, que el confinamiento provocado por la COVID-19 ha impulsado las tendencias en digitalización que ya existían, así como la adopción de nuevas tecnologías. En este contexto, las compañías y los servicios públicos se han enfrentado al desafío de adoptar este rápido proceso de digitalización para mantener los estándares de servicio y permanecer cerca de sus clientes, en el momento en que más lo necesitaban. “En el caso de los bancos, la digitalización ha sido esencial: nos ha permitido mantener la actividad durante el confinamiento en todas las geografías y estar cerca  de nuestros clientes, pero también hemos apoyado a la economía en estos momentos tan extraordinarios, facilitando moratorias y liquidez”, ha explicado.

El presidente de BBVA ha asegurado que buena parte de esta creciente digitalización ha llegado para quedarse. Por eso, es importante que la digitalización sea universal y accesible para todos. “La inclusión digital está detrás de todo tipo de inclusión: educativa, social, económica… Por tanto, como sociedad tenemos que hacer un esfuerzo para asegurarnos de que nadie quede atrás.”

En su opinión, la pandemia ha aflorado aún más la importancia de una economía más sostenible e inclusiva. “En BBVA tenemos un propósito claro: poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era, y creemos que la tecnología puede contribuir enormemente a este fin y ayudar a que la economía se recupere lo más rápido posible. Pero para que esto ocurra necesitamos un entorno político y regulatorio que fomente el cambio y la innovación”, ha subrayado.

Torres Vila ha destacado tres lecciones que ha dejado la experiencia de los últimos meses y que pueden marcar el camino para el futuro. En primer lugar, se ha referido a la eficiencia y la flexibilidad de la computación en la nube, que ha incrementado los procesos digitales. Esto pone de manifiesto la importancia de facilitar la adopción de las nuevas tecnologías por parte de las entidades financieras y de continuar reforzando la ciberseguridad y resiliencia operativa.

En segundo lugar,  en este entorno, para apoyar la innovación y la aparición de nuevas soluciones digitales es necesario adoptar marcos regulatorios flexibles y basados en principios como el de “misma actividad, mismo riesgo, misma regulación”, que permitan preservar la protección de los consumidores y la integridad del mercado. En tercer lugar, la adopción de canales digitales incrementará el papel de unas pocas compañías. En este sentido, es necesario preservar una competencia leal y unas reglas comunes en los mercados digitales para garantizar una economía competitiva y unos servicios financieros dinámicos y abiertos.

La importancia de compartir los datos

Carlos Torres Vila se ha referido a la importancia de los datos y su uso. Según ha explicado, la COVID está trayendo un auge del proteccionismo y una fragmentación de mercados. Y si esto sucede en el mundo de los datos, se estará destruyendo valor y restando eficiencia.

A su juicio, los datos son cruciales para ofrecer a los clientes experiencias que realmente les aporten valor. “Como entidades financieras, a través de los datos podemos impactar profundamente en las personas y las empresas para ayudarles a tomar mejores decisiones financieras y alcanzar sus metas vitales y de negocio”, ha señalado.

El presidente de BBVA ha explicado que las grandes compañías digitales basan sus modelos de negocio en los datos que captan a través de millones de interacciones digitales, creando valor añadido para sus clientes y generando más negocio. No obstante, los datos pertenecen al usuario, no a la compañía que los recaba, ha recordado. Por tanto, las compañías solo deberían utilizarlos con el consentimiento del usuario y es este quien debe decidir igualmente si quiere compartirlos. En ese caso, “compartir los datos con otras compañías, incluidos los competidores, debería ser obligatorio si el usuario lo solicita. Esta dinámica permitirá generar valor, impulsar la competencia y la innovación, así como la competitividad de la economía”, ha explicado.

Fuente:www.bbva.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here