BBVA actualiza su informe sobre los riesgos y oportunidades del cambio climático

0
160
La revista ‘The Banker’ ha publicado la lista de los 1.000 mejores bancos a nivel mundial en su edición de 2021, y sitúa a BBVA en el número 35.

BBVA ha publicado la actualización, con datos a diciembre de 2020, de su informe sobre los riesgos y oportunidades del cambio climático, de acuerdo con el estándar del Grupo de Trabajo de Divulgaciones Financieras sobre el Clima (TCFD, Task Force Climate-related Financial Disclosure, en sus siglas en inglés). Este informe refleja los progresos en materia de sostenibilidad de BBVA.

Desde su primera publicación en octubre de 2020, ya incorpora el riesgo climático en la gestión de todos los negocios de la entidad y su compromiso para acompañar a los clientes hacia un futuro más sostenible.

“La presentación del informe TCFD es un hito más en nuestro compromiso con la sostenibilidad. Un ejercicio de transparencia que recoge nuestros progresos en modelo de gobierno, estrategia, gestión del riesgo y métricas relacionadas con el cambio climático”, explica el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, en la carta de presentación del informe, donde además subraya que “el compromiso Net Zero 2050 es un hito muy relevante en nuestra estrategia de sostenibilidad”.

A pocos meses de la celebración de la COP 26 en Glasgow, BBVA actualiza este informe que incorpora también sus esfuerzos para involucrar a sus grupos de interés o el impacto directo de la actividad del banco en el medioambiente. Así, impulsar el desarrollo de soluciones sostenibles es una de las líneas de trabajo destacadas en este informe. Para ello, el banco identifica las oportunidades de cara a desarrollar productos sostenibles y ofrecer asesoramiento para clientes particulares y empresas.

El informe TCFD de BBVA recoge en un único documento los hitos principales del compromiso de BBVA con la sostenibilidad, una trayectoria que comienza en 2002, cuando la entidad financiera se adhirió al Pacto Mundial de Naciones Unidas y posteriormente adoptó los Principios de Ecuador en 2004. En 2007, BBVA arrancaba su impulso a la financiación sostenible participando en la primera emisión de un bono verde cuyo emisor fue el Banco Europeo de Inversiones (BEI). En 2008, el plan de pensiones de empleados en España fue el primero en suscribir los Principios de Inversión Responsable. Una década después, la entidad presentó su Compromiso 2025 para contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y los retos derivados del Acuerdo de París sobre el Clima.

El proceso culminó a comienzos de 2020, al incorporar la sostenibilidad entre las prioridades estratégicas de BBVA y poner en marcha un plan ambicioso de transformación.

Promovido por el Consejo de Estabilidad Financiera, el estándar recomienda a las entidades que describan cómo de resistentes son sus estrategias frente a los riesgos (físicos y de transición) y las oportunidades relacionadas con el clima.

El Grupo de Trabajo de Divulgaciones Financieras sobre el Clima considera que “la adopción generalizada de este tipo de informes garantizará que los efectos del cambio climático se consideren de forma rutinaria en las decisiones comerciales y de inversión”.

Fuente:noticiasbancarias.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here