Ayuno financiero: la nueva forma de ahorro rápida y fácil

0
315
Elimine todo gasto innecesario durante un periodo de 21 días y haga uso de ese dinero de más.

La periodista Michelle Singletary, del ‘Washington Post’, se ha vuelto tendencia por haber publicado un libro en el que intenta instruir en una educación financiera positiva que aporte a los métodos de ahorro que ya existen.

En su texto explica algunas técnicas para dejar de invertir en productos o compras innecesarias.

Se llama ‘21 Day Financial Fast’ (reto financiero de 21 días), aunque se ha decidido traducirlo al español como ‘ayuno financiero’.

Básicamente, el libro busca enseñar a reprimir todos esos gastos superfluos en un periodo de tres semanas e intentar vivir con lo estrictamente necesario: comida, salud, transporte o algún otro insumo que se considere esencial.

Si se pone a pensar detenidamente en algunos de sus gastos, se dará cuenta que diariamente usted invierte en uno que otro ‘capricho’. Un ‘gustico’ que le puede salir costoso a fin de mes si hace las cuentas de lo que desembolsa semanalmente en x o y producto, por lo que Singletary recomienda dejar de consumirlo si su capacidad económica se ve afectada por ello.

La idea es saber discernir en lo que es importante y en lo que no con el fin de no despilfarrar. Obviamente también hay que divertirse y pasarla bien con lo que se gana trabajando tan duro, pero hay límites y usted debe ponerlos si quiere que su salario alcance para todo.

La periodista invita a la población a que haga el ‘ayuno’ y durante 21 días se compre estrictamente lo básico para vivir bien. Lo que se busca con este método un poco austero es intentar identificar su‘rutina económica’ y dejar de lado el acto degastar por gastar.

Michelle Singletary reconoce además que el deseo de comprar es a veces muy fuerte, más en un país de consumo excesivo como lo es Estados Unidos, por lo que ha recomendado hacer una planificación de gastos antes de invertir en algo y romper el ayuno.

Gastos como compras online, tarjetas de crédito y suscripciones a todo tipo de plataformas son algunas de las cosas que la reportera pone sobre la mesa. Estos pagos, si bien son difíciles de romper, son desembolsos nocivos para el bolsillo.

En el libro propone algunos consejos para llevar a cabo el experimento:

  1. Comprar en efectivo: llevar dinero en los bolsillos hace que no se utilicen las tarjetas de crédito o débito y se tenga más raciocinio a la hora de gastar.
  2. Comprar lo necesario.
  3. Registro de gastos: si bien las ‘apps’ bancarias llevan el registro de los movimientos de nuestro dinero, también es mejor llevar nuestra propia cuenta para poder analizarla y tomar decisiones a futuro.

Singletary recomienda utilizar esta forma de ahorro en tiempos de mala racha, después de un periodo vacacional o si desea ahorrar para alguna compra importante en el futuro.

Este método ha dejado buenas impresiones en Estados Unidos y el libro ha sido fuertemente respaldado, pues intenta ayudar a la población norteamericana a prevenir el gasto desmesurado de productos irrelevantes, y va en pro de erradicar malos hábitos de consumo, que aquejan a algunas familias estadounidenses.

Fuente:www.eltiempo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here